Buscador de Ortopedias

Encuentra tu ortopedia con licencia y personal cualificado entre nuestros asociados

Buscador de Ortopedias

Encuentra tu ortopedia con licencia y personal cualificado entre nuestros asociados

OMC: “Los encajes protésicos modernos dan movilidad y funcionan más tiempo”

30/10/2018, REDACCIÓN MÉDICA

La tecnología ortoprotésica está evolucionando a gran ritmo estos últimos años, y prueba de ello son los nuevos encajes transfemorales con contención isquiática. Este tipo de encaje otorga a los pacientes que necesiten prótesis una alta movilidad y llegan a “funcionar bastante más […]

La tecnología ortoprotésica está evolucionando a gran ritmo estos últimos años, y prueba de ello son los nuevos encajes transfemorales con contención isquiática. Este tipo de encaje otorga a los pacientes que necesiten prótesis una alta movilidad y llegan a “funcionar bastante más tiempo“, según Marlo Ortiz, galardonado con el premio Blatchford Prize por la mejor “tecnología protésica” y fundador la clínica Ortiz Internacional.

Este ortopedista mexicano ha tenido ocasión de exponer las claves de los nuevos encajes en ORTO Medical Care, la mayor feria de ortesistas protesistas del sur de Europa. “Los diseños de encajes transfemorales empezaron a realizarse en el año 85. Desde entonces el sector se preocupó por que el encaje contuviese más volumen, sin pararse a pensar qué estaba pasando con los músculos“, ha explicado Ortiz.

Sin embargo, como este especialista defiende, “los encajes han evolucionado desde 2001. El concepto actual es que los encajes protésicos no solo contengan volumen, sino que den control de movimientos al paciente“.

La clave de estos nuevos modelos ha sido “contener ciertos núcleos musculares“. Ortiz ha especificado los detalles técnicos que deben cumplir estos encajes protésicos: “El ángulo de la rama en relación a la línea de marcha debe ser de 25-30 grados en hombres y 30-35 en mujeres. El balance de los cuatro vectores y la longitud encaje/volumen es clave. El volumen con la longitud del muñón debe ser adecuada y cada grupo muscular tiene que tener su espacio para mantener su función”.

Los últimos encajes contienen ajuste de precisión del bloquo muscular para que sea el propio paciente el que ajuste la presión que aplica el encaje. “El objetivo final es que los encajes sean parte del muñón del paciente y que le den a este el control absoluto de su prótesis”.

Gracias a estos avances el paciente podrá extender su musculatura y andar de forma dinámica, “sin sentir nada de peso de la prótesis y ningún tipo de presión“. A pesar de este desarrollo, Ortiz ha advertido de alguno de los errores comunes que se suelen cometer en la elaboración de encajes: “Se producen con formas irregulares y al paciente no le queda más remedio que seguir usándoles. Por otra parte, hay personas en el sector que confunden contención muscular con apoyo de los músculos“.