Buscador de Ortopedias

Encuentra tu ortopedia con licencia y personal cualificado entre nuestros asociados

Buscador de Ortopedias

Encuentra tu ortopedia con licencia y personal cualificado entre nuestros asociados

La historia de Albert Llovera: de la silla de ruedas a la NASA y el Dakar

25/10/2018, REDACCIÓN MÉDICA

“Intento ser más buena persona que el tío más rápido del mundo”, estas palabras son la carta de presentación de Albert Llovera, un deportista de élite que a los 17 años perdió toda la movilidad en la mitad del cuerpo a […]

Intento ser más buena persona que el tío más rápido del mundo”, estas palabras son la carta de presentación de Albert Llovera, un deportista de élite que a los 17 años perdió toda la movilidad en la mitad del cuerpo a causa de un accidente mientras competía en el campeonato de esquí de los Juegos Olímpicos de Invierno.

Llovera ha compartido su experiencia personal en ORTO Medical Care, la feria de ortesistas protesistas que tiene lugar estos días en Madrid. “Te vas a divertir más siendo buena persona que alimentando tu ego con competiciones”, apunta este andorrano a Redacción Médica. 

Llovera ha participado en el Rally Dakar y en otros Campeonatos Mundiales de Rally. Además, tiene un negocio de Ortopedia y desde hace 21 años se dedica a mejorar sus tecnología. “He trabajado mucho en el desarrollo de los mandos de conducción. Antes solo podíamos conducir los que tenemos movilidad en la parte superior. Ahora gracias a un buen trabajo ya no es así”, cuenta.

Llovera ha trabajado como “conejillo de indias” para la NASA y con los inventores del primer exoesqueleto. A pesar de la lesión que cambió su vida cuando tenía 17 años, no ha perdido el ánimo por superarse a sí mismo.

 

“Disfruta de la vida porque vas a vivir 20 años”

“Cuando me lesioné en la médula, el doctor de la clínica británica en la que me trataron me dijo que les había enseñado que con una lesión alta se pueden hacer muchas cosas. Pero también me dijo: Disfruta de la vida porque vas a vivir 20 años“. Desde que esto pasó han transcurrido 33 años y Llovera explica que la clave está en “seguir activo”.

Si no me he muerto ha sido por la actividad. Si nos seguimos activando vamos a vivir mucho más. Antes, las personas con problemas de movilidad nos quedábamos en casa esperando a que nos lo hicieran todo. Ahora, afortunadamente, la vida ha cambiado”.