El pasado 19 de junio la Comisión de las Políticas Integrales para la Discapacidad aprobó la proposición no de ley presentada por Podemos. En ella se llama al Gobierno a concretar y actualizar la cartera común de prestaciones ortoprotésicas del sistema de salud, algo que desde FEDOP no hemos dejado de reclamar. Sin embargo, esta proposición también insta al SNS a trasladar las competencias de las ortopedias a los hospitales y que sea la sanidad pública quien dispense las prótesis directamente a los pacientes.

 

Inicialmente, el PP presentó su propio texto en el que solicitaba únicamente la implicación del Gobierno en la actualización de la cartera de prestaciones. Sin embargo, en el debate apoyaron la propuesta de Podemos, que expresaba su petición de que los hospitales lleven a cabo competencias propias de las ortopedias.  Este inesperado apoyo ha sorprendido a FEDOP de forma negativa.

 

La propuesta no contó con el apoyo del PSOE ni Ciudadanos, conscientes de los inconvenientes que plantea un proyecto de tal envergadura y los perjuicios para el sector que representa FEDOP.

 

Este debate ya había sido mantenido en ocasiones anteriores con representantes políticos de distintas formaciones, entre ellas del PP, y en su momento se descartó por completo ya que consideraron que atentaba contra la libertad de elección del paciente y el derecho a la igualdad. Dejando en manos de cada hospital la selección de las prótesis, se está vulnerando el derecho de los usuarios a escoger qué servicios ortoprotésicos prefieren.

 

Además, supone introducir un servicio no cuantificado ni valorado dentro del SNS, así como la eliminación del tejido empresarial de la ortopedia y sus puestos de trabajo. Por último, se necesitaría una desorbitada inversión económica para proveer a los hospitales de espacios que cumplan con los requisitos y necesidades que se exige a los establecimientos ortoprotésicos homologados. Una financiación que resultaría insostenible y se contrapone con la política de ahorro que defendía el Ministerio de Sanidad y las Comunidades Autónomas durante los últimos 6 años, tal y como han manifestado en las reuniones mantenidas con esta federación.

 

Desde FEDOP confiamos en que estas inquietudes sean consideradas por los partidos políticos y que reformulen su proposición para dar salida a las necesidades reales de este sector y sus pacientes, que no dejan de ser los más damnificados.