La ley prohibe la comercialización de productos sanitarios de ortopedia por internet

La Federación Española de Ortesistas Protesistas, FEDOP, presentó el pasado mes de julio, ante la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), la denuncia de cincuenta y cinco páginas web en las que se publicitan y comercializan al público productos sanitarios de ortopedia financiados por el Sistema Nacional de Salud, que requieren de prescripción médica y adaptación individualizada.

Tales actividades infringen la legislación reguladora de estos productos, en especial distintos artículos del Real Decreto 1591/2009 sobre productos sanitarios, que establece una serie de requisitos y obligaciones que dichas páginas web incumplen. El más importante de ellos es que la distribución y venta de los productos sanitarios —entre los que se cuentan los ortoprotésicos— se efectuará en establecimientos sanitarios regulados, garantizando así su adecuada dispensación, prohibiéndose además la venta por correspondencia y por procedimientos telemáticos de productos sanitarios sujetos a prescripción médica.

También dicho real decreto prohíbe a fabricantes, distribuidores o comercializadores, así como a todas aquellas entidades que puedan mantener un contacto directo con el paciente, el hacer publicidad directa o indirecta dirigida al público de los productos sanitarios financiados por el Sistema Nacional de Salud, cual es el caso de los ortoprotésicos que se recogen en la cartera de servicios.

EN ESTE CONTEXTO DE REVISIÓN DE LA VENTA DE PRODUCTOS ORTOPROTÉSICOS A TRAVÉS DE INTERNET, AMAZON SE COMPROMETE A REVISAR SU PÁGINA WEB Y MUESTRA VOLUNTAD DE PLENA COLABORACIÓN PARA ADECUARSE A LA LEGALIDAD.

Además, los mensajes publicitarios que se inserten en cualquiera de los medios generales de comunicación, incluido Internet, así como cualquier otro material promocional dirigido al público, serán objeto de autorización previa por las autoridades sanitarias de las comunidades autónomas, lo que tampoco cumplen dichas páginas web que también deben señalar los posibles efectos secundarios que pudieran derivarse del uso de dichos productos, lo que no se hace por su parte.

Es muy importante considerar que, a las ortopedias, como establecimientos sanitarios regulados, se les exige contar con el equipamiento necesario para realizar la venta con adaptación individualizada de productos ortoprotésicos y ayudas técnicas, y disponer de un profesional titulado que acredite una cualificación adecuada para estas funciones. Por lo tanto, para la venta y distribución de productos que requieren de adaptación es obligatoria la intervención de un técnico cualificado que la venta online no proporciona.

Así pues, la pura venta por internet de productos ortoprotésicos y ayudas técnicas que requieren adaptación individualizada (y mucho más en el caso de fabricación a medida), además de violentar la regulación legalmente establecida, supone para el usuario el hecho de recibir una prestación deficiente, pues ni hay garantía del almacenaje y conservación del producto, ni de que el mismo, sea el adecuado a las necesidades del usuario, sin que haya podido ser convenientemente adaptado por un técnico cualificado, careciendo de una real garantía. Todas esas deficiencias e incumplimientos legales explican los menores precios que pueden encontrarse en páginas web, pero como usuario debo reflexionar si es adecuado el servicio que voy a recibir sabiendo que es incompleto y sin garantía.

Está ahora en manos de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios el dar cumplimiento a la ley, de manera que las páginas web denunciadas retiren todos los productos que son financiados por el Sistema Nacional de Salud, los que necesiten adaptación individualizada y/o prescripción médica para su utilización por el público, procediendo en su caso, a la sanción administrativa que corresponda.