INTERBOR se reunió el pasado 22 de septiembre con los representantes de la Organización Mundial del Trabajo (OIT). En el encuentro se trató la posibilidad de incluir a los profesionales de la Ortopedia en la Clasificación Internacional estándar de ocupaciones -International Standard Classification of Occupations (ISCO)-, en la que se encuentran otros de distintas profesiones sanitarias y que, incluso, sirvió a algunos de ellos para, al obtener reconocimiento, conseguir regulaciones profesionales y de estudios. Con ello se cerraría el reconocimiento mundial de los técnicos ortoprotésicos, a los que la Organización Mundial de la Salud (OMS) incluye entre los profesionales sanitarios, estatus que también gozan en los países de la Unión Europea.  

Al día siguiente se celebró la Junta Directiva, a la que asistió por parte de FEDOP, su presidente, Luis Gallego y su secretario general, Pedro Alonso, con los representantes de Bélgica (BBOT), Francia (UFOP) y Eslovaquia (APTO). En primer lugar, se valoró muy positivamente la reunión con la OIT, felicitando al secretario de INTERBOR Philippe Fourny por el buen trabajo realizado en su preparación y ejecución, trazándose además las bases de desarrollo de la tarea a presentar a la OIT. Se continuó con el informe de actividades desde el 1 de marzo hasta el 21 de septiembre de 2017.

El futuro de INTERBOR fue objeto de debate, al atravesar una importante crisis que ha supuesto la pérdida de importantes asociados durante los últimos años. Ello obliga a replantear sus objetivos y operativa, enfocándose en la Unión Europea y tratando de recuperar a los antiguos miembros con un plan atractivo, suspendiendo mientras tanto la cotización de las organizaciones nacionales. Desde FEDOP se inicia una nueva vía de contacto con europarlamentarios españoles a fin de conseguir ser atendidos en las justas demandas de la Ortopedia.