El vicepresidente de la Federación Española de Ortesistas Protesistas, Pablo Pérez Aragundi, asistió el pasado 19 de abril a las II Jornadas: Situación de afectados de Talidomida en España, organizadas por la Asociación de Víctimas de la Talidomida en España (AVITE) y celebradas en la sede la Organización Médica Colegial (OMC) en Madrid. FEDOP ha seguido muy de cerca la batalla llevada a cabo por las víctimas del fármaco prescrito para paliar las náuseas de las embarazadas que provocó malformaciones en los fetos, muchos de ellos usuarios de las ortopedias asociadas de la Federación. El acto sirvió para valorar la evolución de la situación de los mismos en cuanto a los reconocimientos médicos desarrollados por parte de las Comunidades Autónomas de cara al Registro Nacional de afectados puesto en marcha por Sanidad y las compensaciones aprobadas en los Presupuestos Generales del Estado.

La Jornada fue inaugurada por el secretario general de Sanidad, Javier Castrodeza, quien reconoció que “las compensaciones que puedan establecerse” para las víctimas de la talidomida “serán seguramente insuficientes para compensar todo el daño causado a estas personas y a sus familias”. Todos ellos, además, coincidieron en calificar de “limosna” e “insulto” la partida de 20 millones de euros contemplada en los Presupuestos Generales del Estado para ayudar a las víctimas, unas ayudas muy inferiores a las de los afectados de otros países.

Castrodeza aseguró que “primero hay que saber cuántas personas hay afectadas y el tiempo irá marcando otros” compromisos más allá de los indemnizatorios. El secretario general valoró los esfuerzos que el Ejecutivo está haciendo para mejorar las acciones de otros gobiernos precedentes y apuntó que “no va a cejar” en alcanzar todos los objetivos de la proposición no de ley, que “comprometió a toda la sociedad”. Una iniciativa, aprobada por unanimidad en noviembre de 2016, en la que se instaba al Gobierno de España a indemnizar a las víctimas de acuerdo a una tabla de valoración de discapacidad y a pagar las prestaciones “justas” que procedan en el plazo máximo de 2018.

El secretario general de Sanidad recordó que el Instituto de Salud Carlos III ha puesto en marcha una unidad técnica, que coordina las unidades de evaluación de todas las comunidades autónomas. A día de hoy se han registrado 400 nuevas solicitudes de afectados, de las que ya se están estudiando más de 150. Se espera que en el mes de julio estén todas recogidas. El nuevo registro ha aumentado el marco temporal de la posible afectación, que va desde el año 1955 a 1985, lo que permitirá incrementar el número de personas con derecho a percibir las ayudas.

Por su parte, el presidente de la Asociación de Víctimas de Talidomida de España (Avite), José Riquelme, lamentó que el Gobierno valore las vidas de los afectados en 56 euros al mes, que es lo que, a su juicio, le corresponde a cada uno de ellos de los 20 millones de euros consignados. La Jornada contó también con la participación de portavoces de todos los grupos parlamentarios del Congreso de los Diputados en la Comisión de Sanidad y el testimonio de un total de cinco víctimas de este fármaco de Grüenenthal que causó malformaciones en recién nacidos entre finales de los años 40 y los 80.