La Federación denuncia las deficiencias de la prestación ortoprotésica en España

La Federación Española de Ortesistas y Protesistas se congratula de que el Premio Princesa de Asturias de Investigación Científica y Técnica 2016 haya recaído en el ingeniero Hugh Herr, por su brillante carrera científica en el desarrollo de órganos biónicos.  Un galardón que reconoce la evolución espectacular y la fuerza de la investigación para facilitar nuevas soluciones que mejoren la vida de las personas.

FEDOP aplaude que el jurado de los premios Princesa de Asturias haya reconocido la “encomiable labor” del científico estadounidense que perdió sus dos piernas, pero a su vez, recuerda que la situación del sector en España es bien distinta, con demandas que el año pasado llevaron al primer cierre de ortopedias de la historia del país.

El presidente de la Federación Española de Ortesistas y Protesistas, Luis Gallego, defiende que “es el momento de que los medios de comunicación y las fuerzas políticas reparen en las terribles perspectivas que afrontan las personas con discapacidad en España”. Por ello, FEDOP desea que este ejemplo de superación sirva para que se conozcan “los límites” que el Ministerio de Sanidad planea establecer en la prestación ortoprotésica pública y las “exclusiones vergonzosas” que esto va a ocasionar. “No habrá “Hugh Herrs“ en España a menos que el nuevo gobierno se tome en serio a los colectivos de la discapacidad y a los expertos de nuestro sector”, denuncia Gallego.

Desde la Federación Española de Ortesistas y Protesistas se viene pidiendo en los últimos años a los poderes públicos la modificación del Real Decreto 1506/2012 aprobado por el gobierno de Mariano Rajoy, que puso las bases para el recorte de la prestación que atiende a las personas con discapacidad o que han sufrido un accidente o postoperatorio. “España tiene a algunos de los mejores técnicos ortoprotésicos de Europa. No lo digo yo, lo ha reconocido ISPO que es la Organización Internacional que reúne a los profesionales del sector”, afirma el presidente de FEDOP, quien explica que la Asociación de Fabricantes y Distribuidores de Ortopedia (AFDO) que forma parte de esta federación, cuenta con las firmas más punteras del mundo en investigación ortoprotésica, muchas de ellas españolas. “Es una riqueza que no se debería de poner en riesgo”, añade.

En su opinión, la reforma dejará fuera de la prestación sanitaria pública a todos los dispositivos y soluciones superiores como las electrónicas y biónicas que, afortunadamente, han recibido este reconocimiento. “No queremos pacientes de primera y de segunda. En un par de años, podemos estar viendo en nuestras calles personas con tratamientos similares a los que se reciben en países en desarrollo”.