La Federación Española de Ortesistas y Protesistas (FEDOP) vela por los derechos del sector de la ortopedia y mantiene su pugna contra las tiendas online y los comercios físicos no autorizados que dispensan productos ortoprotésicos en contra de las disposiciones legales. Estas actuaciones suponen un riesgo para los pacientes al prescindir de la figura del técnico ortoprotésico, imprescindible para realizar la correcta adaptación individualizada del producto y asesoramiento del usuario, y de las instalaciones necesarias para recibir un servicio adecuado.

Por ello mantenemos la persecución de estas prácticas evitando que se perpetúen. Desde FEDOP os instamos a informarnos de cualquier caso del que tengáis conocimiento (publicidad o venta online, comercios no autorizados, etc.), para poder llevar a cabo las medidas pertinentes. Además, queremos destacar el estado actual de los principales requerimientos que se están tramitando en este momento.

 

COMERCIOS NO AUTORIZADOS

 

La Federación Española de Ortopedia ha realizado más de 55 denuncias a empresas que publicitan y comercializan productos ortoprotésicos. Estas carecen de licencia para la venta de productos con adaptación o fabricación y, además, utilizan Internet como canal de venta. Las denuncias, que se cursan desde hace años, están dirigidas al organismo competente: la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios. La respuesta obtenida por parte de dicho organismo ha sido que “los productos sanitarios que se pueden comprar en estos comercios son seriados y no se modifican para ajustarse al paciente. Estos no son productos sanitarios exclusivamente sujetos a la financiación por el Sistema Nacional de Salud”.

En dicho comunicado la Agencia Española del Medicamento obvia que todos los productos comercializados por las páginas web denunciadas por FEDOP requieren adaptación, según las clasificaciones de adaptación que han sido realizadas por el Ministerio de Sanidad del que depende precisamente la AMPS.

La réplica por parte de FEDOP ha sido contundente, dirigiendo una carta a los responsables de la AEMPS y difundiendo en los medios de comunicación la grave situación de desprotección a la que se expone al usuario con el incumplimiento de la normativa vigente.

La Federación seguirá tomando medidas en la lucha por la protección de la ortopedia y sus usuarios contra los comercios que dispensen productos ortoprotésicos de forma alegal.

AMAZON Y GOOGLE

 

La venta online de productos ortoprotésicos, potenciada por gigantes de Internet como Amazon y Google, es uno de los peligros más destacados, tanto para los profesionales como para los pacientes.

FEDOP requirió por escrito y con carácter previo a Amazon (el pasado 26 de julio de 2017) y a Google (el 25 de enero de 2018), advirtiéndoles de que sus páginas Web incumplen la normativa sanitaria al publicitar y comercializar al público productos sanitarios de ortopedia financiados por el Sistema Nacional de Salud, que requieren de prescripción médica y adaptación individualizada.

Amazon no dio respuesta formal, por lo que FEDOP presentó una denuncia ante los organismos competentes con fecha de 12 de junio de 2018, que aún no ha sido resuelta.

Google, sin embargo, solicitó que nos dirigiéramos a Google Irlanda y este organismo pidió que se detallaran ejemplos concretos de productos ilegales en venta. En respuesta a esta solicitud, la Federación preparó un listado de enlaces de venta de sillas de ruedas, ortesis lumbosacras, ortesis cervicales, de dedo, ortesis de mano, etc. y envió esta información mediante escrito el 10 de mayo de 2018. Fue respondida por Google el 18 de julio, solicitando una nueva aclaración, y la Federación está generando este nuevo informe, a la espera de conseguir una respuesta favorable del gigante de Internet.

NUEVAS DENUNCIAS

 

Desde FEDOP queremos recordar que los productos de ortopedia son sanitarios, financiados por el Sistema Nacional de Salud y han de ser prescritos por un médico de atención especializada. Además, requieren de adaptación individualizada para ajustarse a las indicaciones del especialista prescriptor y han de ser dispensados en establecimientos sanitarios, por lo que su venta por correspondencia y por procedimientos telemáticos está prohibida.

FEDOP subraya que las normas referentes a estos productos también prohíben la “publicidad directa o indirecta dirigida al público, en el caso de que el producto sanitario esté financiado por el Sistema Nacional de Salud”, y exige hacer alusión a los posibles efectos secundarios que pudieran derivarse del uso de los productos sanitarios.

Desde la Federación somos conscientes del actual incumplimiento de estas leyes y, por ello, no dejaremos de presentar nuevos requerimientos y denuncias contra los establecimientos no regulados, las grandes superficies y los ecommerce que las infrinjan.